Pecadores y Engranajes

"Hoy el hombre no se siente un pecador, se cree un engranaje, lo que es trágicamente peor. Y esta profanación puede ser únicamente sanada con la mirada que cada uno dirige a los demás, no para evaluar los méritos de su realización personal ni analizar cualquiera de sus actos. Es un abrazo el que nos puede dar el gozo de pertenecer a una obra grande que a todos nos incluya." Ernesto Sabato

lunes, junio 05, 2006



Soy una mujer a la que le gusta sufrir, suena macabro pero es cierto. Esta es la explicación a la que llegué luego de largas horas de insomnio y de soledad.

¿Qué he hecho por amor? Por amor, he aguantado golpes, gritos, rosas, por Amor he aguantado ser la única, la estrellita, la otra, la número 14 de su lista, la primera asfixiantemente. Por amor he aguantado matarme, diluirme a su gusto, a cualquier gusto. Por Amor se han armado guerras, se han parido vidas, se han matado a niños se han ahorcado amantes.

Amor, quiere decir sin muerte. Pero se muere en cada momento en el que se suspira esperando que sea El al teléfono, se muere cuando se espera un mensaje, una mirada, un roce de su piel. Si, se muere. El amor es morir despacito. Pero eso es bueno, de todas formas no hay amor que dilate lo suficientemente su energía para que no exista el día siguiente, el terrible sol de las mañanas que nos quita la posibilidad de ocultar la moral y la celulitis. El terrible sol que nos recuerda los hijos, el mal aliento, lo mortales que somos, ya no las musas y los adonis de la noche, de la luna. El sol que nos muestra lo real, la plata del arriendo, el grito atónito de la no-magia, el despertar.

¿Se puede amar en soledad? Claro que se puede, pero es la forma de amor más triste y más común que existe. Yo lo amo, el dice amarme. O en peores casos: Yo lo amo y el no lo sabe, o en casos tétricos: Yo lo amo y el también, pero no es suficiente. Uno puede amar sin que ni siquiera el otro pueda enterarse, o se puede amar sabiendo que serás la número dos de su lista, en lo mejor de los casos.

¿Qué es la soledad? Muchas veces se está solo en un orgasmo, mientras él piensa en la artista de cine o en la chica de la esquina. Se puede estar completamente solo así se salga con tres o cuatro personas al mismo tiempo. Se puede estar solo en prisión o en una huelga a pesar de que muchos están a tu alrededor, o también en la cárcel de una relación de años que solo perdura para aparentar que no se ha fallado, que no se ha equivocado. Pero también se puede estar solo, o sola, como yo; con muchos niños que abrazan mis piernas para que los contenga sin saber que mi corazón no puede amar a más. Sola, con el pelado de turno que habla de cualquier cosa sin que vibre ni una de mis fibras. Tal vez la soledad es una forma que se elige o que te imponen… En mi caso me la impusieron y uno está solo cuando la persona que quieres tener a tu lado no está contigo… ¡verdaderamente contigo! No a lado mío cuando manejo, o cuando estamos sentados en un cine. Sino verdaderamente contigo, íntimamente contigo y esto no quiere decir dormir juntos o despertar juntos quiere decir entonar una misma Melodía sin importar qué instrumento tengas o sepas tocar, sin importar que muchas veces no se entiende la partitura. Sin importar que se toque en óperas diferentes o en pueblos diferentes. Solo en ese momento no existe soledad y puedo matarme o matarlo para inmortalizar la armonía que entona nuestras almas, sin que me tiemble mi fusil. Pero esto no es posible, porque busco sufrir y busco a personas que no les gusta la música y no pueden entonar Melodías.


La Maga